70 proverbios chinos sobre sabiduría, amor, vida y trabajo

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?




Las grandes almas tienen voluntades; las débiles tan solo deseos.

No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera.

Cuando bebas agua, recuerda la fuente.

El que teme sufrir ya sufre el temor.

Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.

Si no quieres que se sepa, no lo hagas.

La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta.

Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto.

Excava el pozo antes de que tengas sed.

El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice.

Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda.

A perro colimbo, sartenazo en los hocicos.

No hay manjar que no empalague, ni vicio que no enfade.

Pregunta al hombre con experiencia, no al hombre con estudios.

Si no quieres que se sepa, no lo hagas.




Disfruta solo los placeres del momento.

El amor no se mendiga, se merece.

Antes de ser un dragón, hay que sufrir como una hormiga.

Cuando tres marchan juntos tiene que haber uno que mande.

El agua hace flotar el barco, pero también puede hundirlo.

El dragón inmóvil en las aguas profundas se convierte en presa de los cangrejos.

El que hace el bien de los demás hace el suyo.

El tiempo discurre como el río: no vuelve.

La medicina sólo puede curar enfermedades curables.

El que ha desplazado la montaña es el que comenzó por quitar las pequeñas piedras.

El que de joven no es acucioso, llegado a viejo en vano se lamentará.

Tal para cual, Pascuala con Pascual.

Un error momentáneo llega a ser un remordimiento entero.

No ver lo importante por tener la vista obstruida por lo trivial.

Gato escaldado, del agua fría huye.

La primavera es la temporada clave del año.

Más pobre que las ratas; no tener dónde caerse muerto.




El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica.

Hay que subir la montaña como viejo para llegar como joven.

La lengua resiste porque es blanda; los dientes se quiebran porque son duros.

Los bellos caminos no llevan lejos.

Morir sin perecer, es presencia eterna.

Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento del espíritu.

Quien cede el paso ensancha el camino.

Quien pisa con suavidad va lejos.

Si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces para dos lustros, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa a una persona.

Si me das pescado, comeré hoy, si me enseñas a pescar podré comer mañana.

Nadie se baña dos veces en el mismo río, pues siempre es otro río y otra persona.

No hay mejor padrino que un buen vecino.

La inocencia de un ratón puede mover un elefante.

Los bellos caminos no llevan lejos.

Las bendiciones nunca vienen en pares, y los infortunios nunca vienen solos.

La primera vez es una gracia, la segunda vez es una regla.

Nunca mates una mosca sobre la cabeza de un tigre.

Para quien no sabe a dónde quiere ir, todos los caminos sirven.

Quien ha hecho un nudo tiene que deshacerlo.

Un copo de nieve nunca cae en el lugar equivocado.

Si quieres agrandar los campos de la felicidad, comienza por nivelar tu corazón.

Vence al enemigo sin manchar la espada.

No temas de ser lento, teme solo a detenerte.

No prometas nada cuando te sientas eufórico

De las nubes más negras cae un agua que es limpia y fecunda.




La pobreza hace ladrones y el amor poetas.

Es más fácil saber cómo se hace una cosa que hacerla.

No coloques el puchero en el fuego si el ciervo aún corre en el bosque.

Un hombre tiene la edad de la mujer a la que ama.

Nada falta en los funerales de los ricos, salvo alguien que sienta su muerte.

El hombre que no sabe sonreír no debe abrir la tienda.

Corrige tus errores, si los has cometido, y guárdate de ellos si no has cometido ninguno.

El agua demasiado pura no tiene peces.

El jade necesita ser tallado para ser una gema.

El que estudia diez años en la oscuridad será universalmente conocido como quiera.

Ganar un proceso es adquirir una gallina y perder una vaca.

La sabiduría consiste en saber que se sabe lo que se sabe y saber que no se sabe lo que no se sabe.

 

PROVERBIOS

Comparte
  • 80
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    80
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.